Charlotte’s shadow – Love & Hate / No Tears
Fecha de lanzamiento: 2004

A pesar de que la escucha del primer tema, “Love & Hate“, me había dejado algo frío “Life is a Monster” cambia completamente mi desánimo por un alentador suspiro de creatividad. Un tema cercano al rock gótico más experimental y profundo. Muy pegadizo.

De innegable connotación oscura y apoyado con una programación electrónica “I’m not afraid” dislumbra la gran influencia que ejerce el metal en esta formación. Y, para mi gusto, que todo lo que relacione metal y goth me parece una auténtica atrocidad, he de reconocer que el trabajo que hacen Charlotte’s Shadow es más que loable. Digamos que purifican de algún modo la mediocridad que rodea términos como gothic metal dando una lección musical que nunca alcanzarán grupos “ya consagrados” por niñatos adolescentes.

Gimme Life” es uno de mis temas favoritos del disco. Conjunción perfecta entre mininal electro y rock gótico, con un gran registro vocal y bajo una melodiosa guitarra. Válido para pistas de baile siniestras.

Lástima que “Movin’ Apart” juegue tanto con guitarras tan cercanas al metal porque tiene base para ser otro gran hit de la banda.

Los dos siguientes temas no terminan de convencerme. “Come to Me” y “No tears” resuenan demasiado pobres y facilonas para una estructura compleja que habían materializado en canciones anteriores.

See you falling” recupera mi atención perdida. Estamos ante una notable pieza de siniestro, cargado de matices, atmósferas y una aportación vocal que recuerda a los grandes clásicos de rock gótico de finales de los 80. Un estilo que se mantiene en “A better place“, donde su único punto negativo son ciertos punteos de guitarra que chocan con la esencia del género.

No puedo con “Alone“. No sé si es un intento fallido de un tema de baile o una experimentación compleja tipo Sisters of Mercy en su etapa más conceptual pero el caso es que no llego a conectar con esta música. Un sentimiento que se repite tras escuchar “Far away“, aunque en éste último su calidad melódica es muy superior.

Creo que “The Name” es una excelente forma de terminar el disco. Nuevamente magnífica la doble aportación vocal, en este caso a destacar la masculina. Además, es conde un bonus track, que no es otro que un homenaje a The Cure con una versión del “Boys don’t cry“. Nunca he sido fan de las versiones pero se agradecen este tipo de detalles en los discos.

En definitiva, Charlotte’s Shadow es una gran banda de rock gótico que en su acertado y maduro uso de ciertos aspectos del metal más oscuro demuestran la falta de creatividad, originalidad y talento de decenas de bandas-clon que abusan de terminología goth para hacerse un hueco en el mercado.

Enhorabuena por este disco.